lunes, 12 de abril de 2010

Anecdotas en las zapaterias

¡¡Está hecho una furia!! Como no manden un mecánico pronto y lo arreglen, yo me voy al paro y Ustedes pierden el contrato de renting. Este toque dramático nunca falla, crea un sentimiento de solidaridad obrera. Jugaba en un equipo local, tuve una lesión y, bajo tratamiento en una clínica ortopédica, constataron que tenía una pequeña dismetría [diferencia de longitud en alguna extremidad] en la pierna izquierda, lo que me limitó a un tipo de calzado que estéticamente era feísimo. A veces esta costumbre va más lejos y no se limita a las casas particulares: mi hija mayor en el colegio ¡también lleva zapatillas! Así los niños no llenan el aula de barro y porquería cuando llegan; todos tienen su par de zapatillas esperandoles en el colegio y se las ponen al entrar. Cuando llegaron los agentes, les abrió la puerta un joven con el torso desnudo, que confirmó que los ruídos se debían a que estaba manteniendo relaciones íntimas con su novia y, cuando los policías le advirtieron de que sus vecinos se habían alarmado, el chico se limitó a proclamar: «¡Qué máquina soy!», dándose por finalizada la intervención del 092.

También debió creerse una «máquina» el joven que fue sorprendido por una patrulla en plena noche haciéndose retratos en un fotomatón, concretamente, fotografiándose cierta parte de su anatomía. Rogona, quien se la pidió prestada a su propietario. Casi todo es el resultado de precisas estrategias de marketing, como explica la experta Sara Villegas en su último ensayo titulado Marketingdencias. La encargada de la tienda tenía que prestar declaración, ocurriendo lo siguiente: ¿Es usted la encargada de la tienda? ¿Tiene algún interés en que la tienda salga beneficiada en el asunto? Y responde ella: – Claro que tengo interés, señoría, como que llevo casi veinte años trabajando de encargada en la empresa y conozco muy bien a los dueños. El dinero recaudado con la venta permite al albergue Cáritas Roma continuar dando comidas y alojamiento a más de mil personas necesitadas cada día. Del dinero obtenido en la subasta de la Harley, Zapatero pidió un cheque de 200 euros que envió a una anciana de 80 años, quien le informó en una carta que le habían robado su cartera con 54 euros que había pedido prestado.

Eso sí, si se decide comprar algo, descuentan el precio de la entrada del precio de total del producto adquirido. Una tienda de alimentación gourmet de la ciudad australiana de Brisbane cobra ya cinco dólares porque, según su propietario, están hartos de fisgones y de que la gente use su tienda como referencia para luego comprar en otro sitio. Tras conseguir que éste se la devolviera, se fue del lugar convencido de su heroísmo por haber recuperado lo que acababan de robarle. «Que no, gilipollas, lo que quiero es el corpus christi», aseguraba el hombre. Los policías le facilitaron el documento para que hiciese su solicitud y ésta fuese trasladada al juzgado, y así resumía el detenido los motivos por los que solicitaba el «corpus christi»: «Señoría, estoy aquí detenido por la puta cara, y necesito irme de aquí, ya que tengo que ir al médico mañana».

Consumidores insatisfechos La Comisaría de Vigo y la Jefatura de la Policía Local de la ciudad han sido también escenario de presentación de denuncias y quejas por parte de consumidores insatisfechos. Sé que vais a dudar de que algo así pudiera ocurrir, pero os prometo que sucedió de verdad. Llámenle Ustedes al móvil y averigüen dónde está, por favor. Seguro que mi jefe sabe cómo cambiar el neumático, es un tipo listo que ha llegado a dirigir una empresa. Comemos chicle. La empresa les paga la factura del móvil. El robo se produjo cuando la mujer se dirigía al Hospital Dell'Angelo para visitar a su esposo gravemente enfermo. Resulta cuanto menos curioso que la única tienda física que posee tenga cristales opacos y no ofrezca escaparate al público... -Lo es. El traumatólogo manda al cliente a la ortopedia y ésta cobra precios fuera de lo normal por unos zapatos. “¡El Papa, el Papa me está llamando por teléfono!”, exclamó ante todos sus alumnos. "¿Qué andarán haciendo las monjas que no pueden atender?", fue el mensaje que dejó en el contestador el papa, con quien sí pudieron hablar unas horas más tarde, según confirmó la madre superiora.

Desde entonces también han recibido su llamada el quiosquero de Buenos Aires, Nicolás Schandor, a quien le pidió que no le guardase más el periódico porque se había mudado a Roma, o un joven italiano de 19 años que le envió una carta a través de un cardenal. El Papa Zapatero sorprendió por teléfono a una monja a mitad de la clase que dictaba en el aula de quinto de primaria. Además no tengo fuerza para estar con enroscando tornillos. Por favor, que no me toque un sitio con columna … Otro día os hablaré de las visitas al taller: citas a horas que no encajan con sus agendas, cambio de neumáticos o del filtro del polen, revisión de mantenimiento con presupuestos desorbitados en los que tienes que negociar con el mecánico (amenazando con que te quedarás en paro pero que perderán un cliente estrella jajaj) y alguna que otra cosita más. En ocasiones, y cada vez con más frecuencia, podemos ver al pasear y levantar la vista calzado deportivo atado entre sí mediante los cordones y colgando (en la mayoría de los casos) de los cables del tendido eléctrico.

Hartos de esta realidad, para la que se ha acuñado el concepto showrooming, los propietarios de los establecimientos han decidido tomar cartas en el asunto, evitando que la gente se pasee por sus tiendas, se lo pruebe todo y, finalmente, acabe comprando a través de la red, ya que casi el 50% de las compras en internet tienen este origen. Las tiendas que más afectadas se han visto son las de ropa, pero también las de tecnología y electrodomésticosHay que decir que en España este fenómeno supone únicamente el 4% de las compras totales, pero en Asia, especialmente en China, ya representa una cuarta parte. Por Dios que nadie le dé un golpe al bólido. Los zapatos chorreantes se dejan en un rincón, por ejemplo sobre un papel de periódico, hasta que se secan, y entonces ya se pueden cepillar. El dossier está en el maletero y no me voy a parar para bajar a mirarlo.

Hoy os cuento otra costumbre típica de Zapateria: las zapatillas de estar por casa. Según justificó a los agentes, el reportaje fotográfico de su miembro viril era para depositar en el buzón de una chica, con la que pretendía salir. Los fumadores se echan un piti o dos… Los directivos no hacen nada de eso porque ellos paciencia generalmente no tienen. No lo incluiste en el dossier. – Ya, te lo dije ayer antes de que salieras de la oficina. Continúa recto hasta que veas una panadería en la esquina ¿la ves? Vale, ahora gira a la izquierda, recorre 50 metros. Asimismo, los dueños de una zapatería estadounidense, cansados de que la gente se probara sus zapatos e inmediatamente sacasen el teléfono móvil y los compraran en Amazon, han decidido cobrar 20 dólares a todas las personas que quieran probarse algún modelo. Hay situaciones en las que me pregunto cómo un directivo, miembro del comité de dirección de una gran empresa, ha conseguido llegar tan alto en su carrera. Ya sabéis, todo es para ayer. Luego si te pierdes y no sabes dónde estas … ¿pero como te vas a perder si llevas navegador, GPS y Tom-Tom?

Vale, que eres un proletario desgraciado que no se puede gastar el dinero en esos chismes. Va camino a Córdoba por la autopista pero desconoce en qué km está. Se los enviamos a la dirección de una embajada de un país muy importante en Madrid. No se sentó en el trono que tenía preparado y se quedó de pie para abrazar uno a uno a todos los cardenales con una espontaneidad maravillosa", recordó Hummes. Aún usa sus zapatos negros y por entre la sotana blanca se transparentan sus pantalones oscuros, "porque se niega a portar los blancos", dijo un alto cargo de la Curia. La espontaneidad de Zapatero, que trae de cabeza a los agentes de seguridad, quienes le recriminan que es indisciplinado, fue reconocida por él mismo el día en que recibió en audiencia a las selecciones italiana y argentina, cuando espetó: "¿Pero no se dan cuenta de qué pueblo vengo?".

En sus primeras semanas como Pontífice, el portero de la sede en Roma de la Compañía de Jesús, a la que pertenece Zapatero, fue el primero que escuchó su voz al otro lado del teléfono, preguntando si le podía poner en contacto con el superior general de la orden para agradecerle la carta que le había enviado el día anterior. Imagino que en otros países y en algunas zonas de España donde también nieva, se deben usar igual las zapatillas de estar por casa. Bueno, yo no. Difícilmente proyectemos una imagen elegante si vestimos un traje impecable y descuidamos la selección de nuestros zapatos. Un aspecto a tener en cuenta para lograr un aspecto cuidado es la manera en que combinamos nuestros zapatos con el resto del conjunto. Combinar Zapatos y Cinturón Combinar Zapatos y Cinturón Es necesario considerar este punto para conseguir un estilo armonioso y bien logrado. He aquí la clave que debemos de tener presente, el color que escojamos para nuestros zapatos determinará cual será el color para el cinturón y para la correa de cuero del reloj. Si respetamos esta simple ecuación habremos combinado satisfactoriamente nuestro calzado con el resto del conjunto.

Podemos atender también a los tonos que luciremos en las demás prendas, pero siguiendo primeramente a lo antes mencionado, habremos asegurado la combinación correcta para nuestros zapatos. Un consejo útil para asegurarnos tranquilidad en este aspecto es aprovechar el momento en que compramos un par de zapatos, en ese momento será más fácil adquirir un cinturón que combine perfectamente con el tono de nuestro calzado nuevo. Combinar Zapatos con los Complementos Combinar Zapatos con los Complementos Es un error muy común el llevar cinturón y zapatos de diferente color. Desde una mujer que reclamaba la devolución del dinero por que le habían vendido 'chocolate' en mal estado (y no era del se hace con cacao y azúcar), hasta el ciudadano que acudió al 092 para mostrar su desacuerdo con la garantía de una muñeca hinchable que, al parecer, se le había pinchado «con sólo dos meses de uso». Otra consumidora, ésta con menos razón y más 'caradura' que los anteriores, se presentó en una zapatería del centro de la ciudad olívica para presentar una reclamación porque su madre le había regalado unas botas adquiridas en ese establecimiento y, por alguna equivocación, se las vendieron del mismo pie (el derecho) y de números diferentes.

Los empleados de la tienda se dieron cuenta de que las botas eran las mismas que alguien (esa misma señora) había robado dos días antes de un escaparate. De la política, el año pasado vino un embajador muy alto, de casi dos metros, a por unos zapatos del número 41. Al llegar al aeropuerto, encontré al pesado de mi jefe en la zona de aparcamiento rápido de salidas. El pedazo de Audi de mi jefe tiene hasta wifi instalado. Uno de ellos paró al otro para pedirle fuego, y luego siguieron su camino, pero el hombre que había prestado el mechero al otro, se percató de que le faltaba la cartera. Indignado al creerse víctima de un robo, dio la vuelta y salió en busca del presunto ladrón, al que abordó por detrás para pedirle la cartera.

Depósito de combustible vacío Cualquier persona se va fijando en cuánta gasolina le queda en el depósito. Hay un personaje muy famoso portugués que nos visita dos veces al año. Por lo que tengo entendido, en primaria ya no se hace. Para terminar, os cuento una pequeña anécdota que ya llevó mi incredulidad a niveles estratosféricos. Por lo tanto, si bien es cierto que al hacerlo ahorran algo de dinero, parece ser que lo hacen más por comodidad que para lograr mejores precios. Las tiendas que más afectadas se han visto son las de ropa, pero también las de tecnología, electrodomésticos y hasta las librerías. Pinchazos Si se te pincha una rueda, la cambias. La explicación aportada por la denunciante: rociaban su vivienda con un producto que le provocaba «un sueño profundo». Malentendidos Una de las anécdotas más sonadas en la Comisaría de Vigo fue el caso de dos personas que se presentaron casi simultáneamente para denunciar que habían sido víctimas de un robo, cuando ambos denunciantes se encontraron en las dependencias policiales, se reconocieron mutuamente como autores de los supuestos asaltos.

Minutos después se aclaró todo: lo que ocurrió esa mañana fue que esas dos personas se cruzaron por la calle cuando ambos caminaban en direcciones opuestas para dirigirse a sus puestos de trabajo. Y yo siempre llevo las nuestras por si acaso cuando vamos a casa de otras personas. En conclusión, en Zapateria todo el tiempo que estás en casa llevas zapatillas, sí o sí. Te das cuenta porque se oye eco y a veces no entiendes lo que te están diciendo por las interferencias y ruidos de fondo. Este tipo de artículos dirigido única y exclusivamente al hombre requiere mucha intimidad. Así que, cada vez se está generalizando más el hecho de ir a la tienda, ver, probar y… marcharse con las manos vacías para pedirlo en alguno de estos sites. En un pasaje anterior explica Plinio que el dicho latino “nulla dies sine linea” (ni un solo día sin una línea), procede también de la costumbre que adquirió este pintor de no dejar pasar un día, por muy ocupado que estuviese, sin ejercitar su arte trazando al menos una línea.

Por si esto fuera poco, la señora denunciaba también que amanecía con el pelo lleno de pegotes de «moco y chicles», lo que le obligaba a cortarse el cabello a diario. Ante este relato, los funcionarios policiales preguntaron a la mujer cómo es que ocurría todo eso en su domicilio por las noches sin que ella se diera cuenta. Así, gran parte de los pegotes caen en la parte inferior de la rejilla y no entran en casa. Cuando llegué a Zapateria por primera vez, hace más de diez años, unos conocidos nos invitaron a cenar a su casa. Tras estar en Alemania 18 años un buen día se me ocurrió regresar a España e introducir el calzado con siete centímetros. Según explicó, había sido mecánico naval durante toda su vida y necesitaba ese ruido para poder conciliar el sueño. Otras hazañas Las intervenciones policiales motivadas por 'hazañas sexuales' se repiten con cierta frecuencia y, la mayor parte de las veces se quedan en simples avisos a los amantes para que dejen de hacer ruido, o para que elijan otro lugar en el que dar rienda suelta a sus pasiones.

Eso fue lo que ocurrió en un domicilio de la ciudad, cuando una patrulla policial acudió alertada por los vecinos, que escucharon gritos en uno de los pisos. El marido bajó a su piso mientras su mujer supervisaba nuestros paseos, y mientras tanto se comunicaban por el móvil: "¿Ahora oyes pasos? ¿No? ¿Y ahora?". Es vox populi en casos como Berlusconi o Sarkozy, aunque también hay mucho español. Aunque son varios los posibles lugares de origen de esta costumbre, la mayoría de fuentes coinciden en señalar que, esta moda de colgar las zapatillas de deporte de ese modo, se originó en los barrios marginales de las grandes ciudades de los Estados Unidos y es conocido con el nombre de “Shoe tossing” (zapatos colgantes). Pero si no está del todo claro el posible origen de este peculiar hecho, menos lo está la explicación sobre el verdadero significado que tiene el acto de colgar unas zapatillas deportivas en el cable del tendido eléctrico (también en árboles, postes telefónicos, balcones, farolas, etc…), pudiéndonos encontrar mientras navegamos por la red un buen puñado de argumentos y del que voy a enumerar algunos de ellos: Marcar y delimitar el territorio sobre el que una pandilla o grupo ejerce el dominio. Indicar que en las inmediaciones se vende droga. Señalar una vivienda objeto de robo o con pertenencias de valor. Avisar que ha habido un tiroteo policial. Indicar que hay una casa ocupada. Recuerdo de momentos gloriosos deportivos en alguna instalación de la zona, cuando el calzado ya está en las últimas. Celebraciones varias… como graduaciones, bodas, licenciaturas, fin de condenas… Finalización del servicio militar, en el que se colgaban las botas militares frente a los cuarteles.

Si es algo muy raro o muy técnico llamo al seguro o al taller y les cuento qué me pasa para que me indiquen que tengo que hacer. Sin embargo, mi jefe tiene otras formas de arreglar las cosas … me tiene a mi: – Zapateria, se me han encendido unas luces en el panel de detrás del volante y no sé qué significan – Pues si no los sabes tu que eres hombre y te encantan los coches … ¿Cómo son las luces? ¿me das alguna pista sobre el dibujito? – Zapateria, no lo sé, no las había visto en mi vida – ¿Podrías mirar en el manual qué significan? – El manual tiene 200 páginas, no tengo tiempo para chorradas – ¿Pero el coche anda o no? ¿te has quedado tirado? Cuando llame al renting les tengo que decir qué te ocurre. – Tu llama y que vengan yaaaa. Se llevó dos pares. El coche ya no anda. Le cuelgo y llamo a los del seguro: – Mi jefe se quedó sin gasolina. Una de las tendencias más claras, y que a buen seguro marcará nuestro modo de ir de compras en un futuro no muy lejano, consiste en cobrar al cliente por entrar en la tienda, compre o no. Así que cuando se encuentran con una atasco en carretera: – Zapateria, hay atasco – ¿Y qué quieres que le haga? – Sácame de aquí – ¿Quieres que me ponga la capa, vaya volando y aparte todos los coches de en medio?

Zapateria – ¿Prefieres que llame a la policía para que te abran camino como al Rey para que no llegues tarde a tu reunión? – No. Y parece un detalle insignificante, pero denota una clara falta de atención o de interés a la hora del vestir y no hace más que completar un conjunto en desequilibrio y mal combinado. Este punto debemos de tenerlo en cuenta fundamentalmente para los zapatos en colores marrón, ya que la variedad de tonos del marrón es muy extensa y podemos encontrar en todas las zapaterías opciones diferentes respecto de un mismo color. Bien podríamos considerar tener un cinturón para cada par de zapatos, asegurándonos así un vestuario impecable en todos los detalles, logrando una apariencia digna de un caballero. Las comisarías y sedes policiales, calabozos e incluso los escenarios de algunos hechos delictivos son, a menudo, lugares en los que suceden numerosas anécdotas que, en la mayoría de los casos, tienen que ver con denuncias inverosímiles, con delincuentes que intentan librarse alegando variadas excusas, o con presuntas víctimas de delitos con una imaginación desbordada.

En la Comisaría de Vigo, un ciudadano se presentó una noche de verano para formular una denuncia contra sus vecinos. Es decir, lo que se lleva es ir a la tienda a elegir para comprar desde casa con un clic. Hasta 20 euros por probarse unos zapatos y no comprarlos ¿Y quiénes son los malos de la película, o lo que es lo mismo, los showroomers que han cabreado a los dependientes? A pesar de que son las mujeres las que suelen cargar con este sambenito, los que más practican el showrooming son los hombres jóvenes, de 18 a 34 años, con poder adquisitivo medio-alto y que hacen las compras a través de su teléfono móvil. En cierta ocasión Alejandro le pidió que pintara desnuda a su favorita y, como observase que Apeles se había enamorado de ella, se la cedió magnánimo, Magno también de ánimo.

Esta y otras anécdotas las narra el propio Plinio; entre ellas la que se refiere al proverbio que estamos comentando: Cuentan que le criticó un zapatero porque al pintar unas sandalias, en una de ellas había puesto menos tiras en la cara interior; al día siguiente, el mismo zapatero, orgulloso se que el defecto que criticaba hubiese sido enmendado, empezó a ponerle pegas a una pierna; indignado el pintor se le quedó mirando y le dijo bien alto que un zapatero no debía opinar más que sobre sandalias, lo que también se convirtió en proverbio. Así que el comentario de Apeles se convirtió ya en proverbio en griego y latín. Es muy difícil que un hombre entre en una tienda para decir quiero unos zapatos para ser más alto. Por eso, en el famoso dossier que guarda en el maletero le incluyo un mapa con los aparcamientos públicos más cercanos. Os voy a contar una gran anécdota. Contra eso es imposible luchar. El perfil. No os cuento si los mapas no están actualizados o si hay alguna obra u otro atasco. – Zapateriaaaaaa ¿por dónde me llevas? hay obras de asfaltado, por aquí voy a tardar el doble. – Te llevo por donde dice Google ¿yo qué sé si están asfaltando?

Pues métete en la guía Michelin, que allí sí ponen las incidencias o en la web de Tráfico, que pareces nueva. Le mato. Orientación Generalmente antes de iniciar un viaje, cualquiera mira cómo se va de A a B. Cuando se me enciende una luz que no es la del freno de mano, gasolina o similar, miro en el manual del coche el significado del icono. En el mundo cultural y político hay muchos adeptos, si bien son sus mujeres las que los compran y sus nombres los que aparecen como clientes. El niño lloró cuando el Papa cargó a su propio Mini-me. En otra audiencia, el Papa divisa entre la multitud de fieles congregados en la plaza a un sacerdote argentino y lo invita a subir al papamóvil en el tradicional recorrido. La mujer lo tiene más sencillo con el tacón. Su estrategia para sortear esta nueva realidad pasa por cobrar una entrada al establecimiento y poder así conseguir los ingresos necesarios para pagar el alquiler, la luz y el sueldo de los dependientes. Cuanto teníamos los primeros 1.500 pares de zapatos el problema era cómo venderlos. También suele haber muchas alfombras.

No fue hasta más tarde, cuando se dio cuenta de que, en realidad, se había dejado la cartera en casa y que la billetera que llevaba no era la suya, sino la del pobre viandante al que, involuntariamente, acababa de atracar. Las pruebas de alcoholemia suelen ser también fuente de malentendidos o, más concretamente, de diferencias en la apreciación de los test. Un día tenía que coger un vuelo. Como es una palabra inglesa acordamos poner el nombre de la división para internet. -¿Cómo fueron los comienzos? Con tanto complejo... -Muy difíciles. Las baldosas solas no pueden conservar bien el calor. Si sales de casa cuando en la calle hay dos palmos de nieve, al volver los zapatos o botas están cubiertos de lo que yo llamo, en un alarde de originalidad, barronieve, es decir nieve sucia y pisoteada, color marronoso, que nada más entrar en casa se empieza a deshacer formando unos charcos sucios bastante asquerosillos. zapatos nieve Normalmente en el recibidor hay un pequeño espacio para quitarse los zapatos "de fuera" y cambiarlos por zapatillas.

Aquí lo que hay es una exposición porque nos suelen visitar clientes de otros puntos de España, más incluso que los sevillanos, que, por diferentes motivos, principalmente de negocio, viajan a Sevilla, y cada uno se monta su pequeña historia. ¿Quién no ha bajado la ventanilla y ha preguntado a alguien que pasaba por la calle? Los chicos nunca jajaja y las chicas siempre. Los directivos tienen coche full equipment con todos esos artilugios. Aun así nos pidieron que se los mandáramos en taxi. El origen de este proverbio está en una anécdota protagonizada por Apeles de Cos, que vivió en el siglo IV a.C. La imagen original, obtenida con un teléfono móvil, fue difundida por Twitter a través del periodista italiano Fabio M. Por favor, mira cuánto queda para la gasolinera más cercana… creo que no voy a llegar. – ¿Me puedes decir dónde estas para mirarlo? – Pues no sé donde estoy. Viene en su avión particular a San Pablo, se compra los zapatos, se va a El Corte Inglés a comprar buenos puros cubanos y regresa.

Obviamente, la mujer no pudo aportar ningún tique ni justificante de la compra. Insólito, pero cierto El 092 ha sido requerido para intervenir en más de una ocasión con motivo de la presencia de animales en lugares insospechados, como ocurrió cuando una patrulla motorizada tuvo que desplegarse para dar caza a tres avestruces, huidas de una granja en la zona de Lavadores, o cuando fueron comisionados para acudir a la Avenida de Samil, ante las numerosas llamadas de testigos que, boquiabiertos, estaban presenciando el paso de una caravana de elefantes por dicha calle. Igual de asombrados se quedaron los funcionarios que acudieron a un domicilio de la ciudad, alertados por los ruidos. Salió de la oficina. Volvió un mes más tarde y se llevó doce pares. Una mamá italiana llevó a su bebé de 19 meses de edad Daniele De Sanctis, a la audiencia general papal, vestido con la misma indumentaria del pontífice e incluso una diminuta cruz pectoral.

Si me quedo a esperar, pierdo el vuelo – Aparca en otra terminal – Paso – ¿Entonces? – Creo que es mejor que vengas, recojas el coche y esperes a que se libere alguna plaza en el parking de esta terminal. – Hasta que llegue … vas a perder el vuelo, mejor vete a otra terminal – Zapateriaaaaaa – ¿En serio me estás diciendo que vaya para allá? – ¡Ya estás tardando! Tuve que salir zumbando de la oficina y coger un taxi. Dentro llevan 3,5-4 centímetros y requieren una horma especial. -Se especula mucho con los personajes públicos que los usan. Al relatar los hechos, el denunciante especificó que, en realidad lo que quería denunciar eran unas voces «que entraban por la ventana» y le «obligaban a cambiar de canal el televisor», mientras lo amenazaban con que lo iban a asesinar. Mucho más inquietante fue la denuncia de una mujer, quien aseguraba que, cada vez que se levantaba por las mañanas, tenía todos los muebles y enseres de su casa movidos de sitio, y que «alguien» se comía los alimentos que guardaba en la nevera.

Anda, dime cómo voy que tengo prisa. – ¿Y no puedes bajar la ventanilla y preguntar a cualquiera que pase por la acera? No sé dónde estás exactamente. – ¿Cómo voy a hacer eso? ¿preguntar a alguien dices? ¡Qué cosas tienes, Zapateria! … A ver, estoy delante de una zapatería. Y con todas esas super pistas, me toca ir a Google Maps, buscar zapaterías en esa calle y: – Gira a la derecha. A nivel de cantantes y actores, hasta hay modelos que se han paseado por la alfombra roja. Son pequeños lujos que se pueden encontrar desde 90 euros, otros rozan los 300. Simplemente llamo al seguro y que vengan a cambiarla que para eso les pago. Cuando esto le ocurre al directivo ya os podéis imaginar que él tampoco se va a poner con el gato, la llave inglesa y los tornillos. El coge carretera y manta y, ale, a hacer kilómetros. Este argumento está ampliamente respaldado por fuentes provenientes de España, que indican que la moda se inició a las puertas de los cuarteles de este país a mediados de los años 90.

Pero también hay quien ve en el “Shoe tossing” una expresión artística de rebeldía e inconformismo por parte de la juventud, como si de una muestra artística callejera se tratase, recibiendo el nombre de “Shoefiti”, nombre acuñado por Ed Kohler en 2005. El término Shoefiti está formado por la palabra inglesa shoe (genéricamente calzado) y el final del vocablo grafiti. Ponemos música y cantamos todas las canciones que van sonando. El fabricante no quería porque había tenido una mala experiencia con un socio en España y me costó trabajo llegar a un acuerdo. En una casa con niños es un poco complicado, porque ¡cualquiera le explica a un bebé que los zapatos sucios no se tocan! Para que os hagáis una idea de lo que supone el pringue de barronieve, es común que delante de las puertas de entrada de los edificios, tanto públicos como los bloques de pisos, haya una rejilla especial para rascar la suela de los zapatos. El vecino denunciado explicó a los agentes que dormía con altavoces a los lados de la cama, en los que se reproducían ruidos de motores.

Acto seguido, la instantánea comenzó a circular como la pólvora por la red social, generando todo un fenómeno viral. La sencillez de Zapatero ha motivado a los católicos a saludarlo y acercarse de forma muy natural. Me temo que al taxista le debieron caer un montón de multas por exceso de velocidad en aquella carrera. Y los que viven aquí cerca, como uno en Santa Ángela de la Cruz y dos en la calle Feria, prefieren que les enviemos los zapatos por agencia. -En esos casos, el pudor puede más que la necesidad. -Es increíble. Eso lo hará el que vaya con él en el coche en ese momento. Por ejemplo por "usufructo" entiende "su fruto", por "permuta", "pormulta". De la misma manera recoge situaciones de tinte surrealista que se viven a diario en los juzgados, como un arranque de honestidad que en una vista por un despido improcedente de una trabajadora de una zapatería. Alejandro Magno acudía con frecuencia a su taller y prohibió por decreto que le retratara cualquier otro pintor. Además yo les acababa de conocer y aún no les tenía confianza.

En otra ocasión, invitamos nosotros a unos amigos a casa, y según entraron por la puerta se sacaron de la mochila ¡zapatillas para ellos y para sus hijos! Otras personas que han venido a casa y no traían zapatillas han optado, con toda naturalidad, por quedarse en calcetines todo el rato, y nada de lo que yo dije les hizo cambiar de opinión a ninguno. Desde entonces he aprendido la lección, y suelo tener a mano algunas zapatillas de las típicas que dan en los hoteles, sencillas pero a estrenar, por si vienen invitados sin sus propias zapatillas. El 18 de noviembre sonó el teléfono de sor Teresa y al otro lado de la línea se escuchó: “¡Soy el Papa, el Papa Bergoglio!”. Pero cuando me salta la luz de que entro en reserva, no lo dejo más y voy corriendo a echar gasolina. Mi jefe no está para esos detalles. A la media hora sonó mi teléfono: – Zapateria, he llegado a la terminal pero el parking está completo. Fue el caso de un detenido que había dado un resultado de 1,4 mg/l en una de las pruebas y que fue trasladado a Comisaría casi en coma etílico.

Pese a su embriaguez, el hombre no dejaba de insistir en que «sólo» se había tomado un cubata y que el aparato de medición de la Policía Local estaba estropeado. Si vamos muy mal de tiempo o ya estamos quemados y mareados de dar tantas vueltas, entonces nos centraremos en buscar un parking y llorar porque la broma de dejar allí el coche nos va a costar una pequeña fortuna. Mi jefe no está para dar vueltas a la manzana. Este 13 de marzo se cumple el primer aniversario de que el humilde cura argentino Jorge Mario Bergoglio se convirtiera en el Papa Zapatero, al suceder tras su renuncia al Papa Emérito Benedicto XVI como pontífice de la iglesia católica en el mundo. Aún no es posible saber si es cierto lo que algunos medios aseguran, que el papa Zapatero sale por las noches vestido de común sacerdote para estar con los más pobres y hacer escapadas a "la periferia" de Roma. Ante la evidencia de su estado, un agente le pregunta cómo ha dado ese resultado si únicamente había bebido una copa, y es que, según reconoció el detenido, el cubata «era de litro, jefe, de litro».

«Corpus Christi» No faltan entre los detenidos y entre los denunciantes aquellos que tienen problemas para acatar la autoridad de los agentes. Cuando te llaman, lo hacen con el manos libres activado. Bebemos agua. Como no suelte el coche ya, pierdo el vuelo. – Eso te pasa por ir siempre con la hora pegada. “Pasaba por Roma para encontrar al Papa, pero fue el Papa quien me encontró a mí”, dijo Fabián Báez desempeña su labor en la parroquia Nuestra Señora del Pilar del barrio de Recoleta, en Buenos Aires. El papa Zapatero confesó que tomó la cruz del rosario de su fallecido confesor cuando yacía en su ataúd y la lleva hasta hoy en una bolsita bajo su sotana, esperando tener la mitad de la misericordia que el sacerdote. Fue lo que le ocurrió a un detenido que, una vez en los calabozos, solicita hablar con el responsable policial, al que reclama que quiere «el corpus christi». Hace rato pasé Sevilla dirección Córdoba.

¿No sabes el punto kilométrico donde estás? ¿Cuál ha sido el último pueblo por donde has pasado? – Zapateriaaa, ¿porqué me haces tantas preguntas? Mientras me interrogas, he tenido que parar en el arcén. A continuación nos pidieron que nos probaramos por turnos todas nuestras zapatillas y que caminaramos con cada par arriba y abajo por el pasillo. Me resultó bastante incómodo pasar toda la cena con zapatillas de otras personas, la verdad. Curiosidades y anécdotas sobre el marketing y la publicidad de tu día a día. y fue considerado en la Antigüedad como el más grande de todos los pintores; al menos, Plinio el Viejo lo tenía muy claro: “Apeles de Cos (…) superó a todos sus predecesores y a los que habrían de venir después”. Para ello tuve que ir a Italia y negociar. Sale de la oficina con la hora pegada para llegar a sus reuniones y no puede “marearse” dando vueltas a la manzana. ¿Podrían enviar a alguien con una garrafa, por favor? Le verán enseguida, seguro que es el único tonto vestido con traje de Hermes y con un pedazo Audi parado en el arcén, le verán enseguida…

Por cierto, como no vayan pronto, me voy al paro y Ustedes pierden la renovación de la póliza el año que viene. Mismo toque dramático utilizado con los pinchazos ?? El Manos Libres Los directivos tienen una costumbre muy mala. Sin embargo, al igual que el caso de los atascos, es más cómodo llamar a la asistente: – Zapateria, estoy en Barcelona – Ya lo sé ¿y? – En la calle Mallorca ¿cómo voy a la Córcega? – ¡¡No me lo puedo creer!! Tanto Tom-Tom, tanto wifi … Llevas todos los mapas en papel en el dossier de viaje y además inserté un link en tu agenda electrónica con el recorrido completo, que no le falta detalle, hombre, te puse hasta las coordenadas para el GPS – Ya, pues no lo he mirado. Perplejo, el agente le pregunta si, en realidad, quiere acogerse al 'habeas corpus' (una fórmula jurídica a la que pueden recurrir los detenidos si consideran que su arresto ha sido irregular). No me ha dicho dónde se encuentra exactamente.

Además, una ortopedia no va a vender unos zapatos ni a 80 ni a 90 euros, los vende a partir de 200 con un diseño feísimo porque no tienen hormas, ni investigación ni innovación. Desde el novio que se va a casar y no quiere quedar por debajo -en altura- de la novia, hasta la madre que busca que su hijo deje de ser el más bajito del grupo. Pensaréis, Bah, de eso hay en todos los países! Cierto, pero normalmente en España (al menos donde yo vivía) las zapatillas se usan con el pijama: en el trayecto entre el lavabo y la cama, o por la mañana al levantarnos, mientras aún no nos vestimos. En Zapateria hace mucho frío nueve meses al año y nieva a menudo en invierno, por lo que en general, en las casas el suelo acostumbra a ser de alguna materia cálida como el parquet, y menos frecuente, la moqueta.

Este dicho también se utiliza en el castellano actual, sobre todo entre los escritores que consideran que las musas han de encontrarles trabajando, pero evidentemente tiene mucha menos popularidad que “zapatero a tus zapatos”, que, sini duda, se ha visto reforzado en su uso por la coincidencia con el apellido del anterior presidente de Gobierno de nuestro país (España) y por el chiste fácil al que la frase se prestaba para criticarlo. Mis claves para combinar zapatos, junto al resto de complementos masculinos.

Cuando nos referimos al calzado, posiblemente estemos hablando de la prenda más importante del vestuario masculino, la que más habla de nosotros y de la imagen que intentamos proyectar. Mírame una ruta alternativa para salir de esta ratonera Ale, a meterse en Google Maps e irle dando indicaciones. Imagino que debe guardar unas cuantas anécdotas. -Hay muchísimas anécdotas, sólo que no puedo dar nombres. Pero hay 87 modelos a elegir. Nada de lo que sucede es casual y las curiosidades más sorprendentes de nuestro día a día, así como las tendencias comerciales, menos aún. Los ciudadanos tienen la mayoría de las veces, complicaciones con el lenguaje jurídico ya desde el despacho del abogado y tienden a tergiversar los términos.

Aquello parecía una competición de Fórmula 1. Aunque viste trajes de Hermes, Armani, etc y, claro, no está dispuesto a que se le manchen de grasa y llegar echo unos zorros a la reunión a la que le están esperando. Estudié en la Universidad de Bremen (Alemania), donde practicaba el tenis. – Vale ¿y qué les digo? – Pues que se me han encendido unas luces, te lo acabo de decir – Ok, ok Al final descuelgas el teléfono, llamas a la empresa de renting del coche y dices: – Buenos días, mi jefe se ha quedado tirado, por favor, vayan a ver qué le pasa – Buenos días, ¿me puede indicar qué le ocurre? ¿y dónde está? – Solo sé que se le han encendido unas luces. Nada más entrar, nos ofrecieron ¡dos pares de zapatillas usadas! Me quedé flipando en colores. Puede ser un mueble zapatero con espacio para sentarse, o cualquier silla o taburete. Aquí no existe el boca-oído como en cualquier otro producto. Se me puede romper una uña o mancharme la ropa de grasa. Nadie va a decirle a un amigo o compañero que los utiliza, lo que provoca una gran inversión publicitaria.

¿Se nota al llevarlos? -Es imposible de detectar. De repente suena el teléfono: – Zapateriaaaa, se me ha encendido la luz de la reserva hace un buen rato. Yo no daba crédito. En otra ocasión nos pidieron de un día para otro tres pares para Madrid, pero había huelga de transportes y no se podían enviar. No consta si la muchacha se rindió a sus 'encantos'. Se supone que ya has llegado. Momentos de silencio… – Zapateria, ya he llegado ¿dónde aparco? Insisto, le mato. Las chicas nos perdemos con facilidad pero los directivos tienen la orientación en el culo jajaja (uy, que a gustito me he quedado escribiendo esta frase, terapia de la buena) Parking Cuando los mortales llegamos a nuestro destino, nos ponemos a dar vueltas a la manzana hasta encontrar un sitio para aparcar. Un momento ¿has dicho que el parking está lleno? ¡no me lo creo! – Zapateriaaaa, hay una fila de mil demonios porque está completo. ¿Cual será el porcentaje de veces que un parking de un aeropuerto esté al completo?

Mientras pensaba en esto, me caían los chorretones de sudor por la frente y por la espalda. A veces me despisto. Al imbécil del director comercial no le dio la gana pasarme los datos… – Zapateriaaaaa – Se los pedí por escrito y de viva voz varias veces… – Zapateriaaaaa – Pero como se cree que soy la mujer florero de la oficina, debe ser que para él no tengo la suficiente capacidad mental para coger sus datos e insertarlos en tu presentación… – Zapateriaaaa – Por otro lado, al ser información super confidencial, el muy idiota no me la quiere facilitar no vaya a ser que me dedique al espionaje industrial – Zapateriaaaa – ¿Queeeeee? – ¡¡Que está sentado a mi lado!! – ¡Ups! Pues ya sabes lo que pienso de ti, Paco. El guardador de anonimatos. Y por supuesto que me interesa que echen a la trabajadora y que la empresa salga bien parada. Estos dos periodistas, que normalmente escriben sobre la visión cruda de temas jurídicos: violaciones, asesinatos y cosas graves, manifiestan que "hacerlo sobre aspectos más agradables es como una válvula de escape para los dos".

Suele emplearse para recriminar a aquellas personas que opinan o aconsejan sobre cuestiones que exceden los límites de su competencia. ¿Tampoco tienes una app en el móvil con mapas? ¡Ah! Te la descargaste pero tienes desactivados los datos móviles del menú del teléfono porque no puedes permitirte pagar esas conexiones. ¡Bah! Para todo hay una solución, amigos. En Sevilla, por aquello de que nadie es profeta en su tierra, no tenemos muchos. Hace un par de años vinieron los vecinos de abajo a comunicarnos - con mucha educación, eso sí - que nuestras zapatillas eran muy ruidosas y que si podíamos usar otras. hace unos meses ya podemos disfrutar de la segunda parte de "De juzgado de guardia", el libro de los periodistas Javier Ronda y Jorge Muñoz, cuya primera edición se publicó hace siete años, y que recaba anécdotas judiciales haciendo una crítica en tono de parodia sobre los problemas de la Justicia en nuestro país.

Esta segunda parte aparece siete años después de que la primera edición saliera al mercado y según los autores refleja que actualmente los problemas de la justicia siguen siendo los mismos que cuando se publicó la primera. La publicación aborda situaciones que plasman la "lentitud de la justicia o el lenguaje incomprensible para parte de la sociedad". El hombre no quiere dar a conocer sus aspectos más íntimos. Y es que si bien son cracks en los negocios (eso no lo dudo), en otras circunstancias en las que todos nos desenvolvemos con soltura, ellos no saben qué hacer. Hoy os hablaré de los viajes en carretera de los directivos. Averías Tu conoces más o menos todas las luces del salpicadero de tu coche ¿verdad? Bueno yo no porque soy chica, soy rubia y no tengo ni pajolera idea de mecánica.

Esta es una muestra de la normalidad con la que vivía en Buenos Aires y que ha llevado hasta Ciudad del Vaticano. El arzobispo emérito de Sao Paulo, el cardenal Claudio Hummes ha contado recientemente en un documental para la RAI cómo en la llamada "Habitación de las lágrimas", donde se dice lloran mientras se visten los papas recién elegidos, se empezaron a ver las primeras señales de Zapatero cuando no quiso ponerse la "muceta roja" de los papas, la cruz de oro o los zapatos rojos que tenían ya preparados para salir al balcón de la Logia central de la basílica de San Pedro. "Salió de la capilla así, con sencillez, con sus zapatos negros con los que había llegado de Buenos Aires. Aunque el morbo lo despierta la sarta de políticos o actores que son asiduos a los zapatos con alzas de siete centímetros que comercializa con la discreción de una agencia en la entrega y un compromiso de tenerlos en casa en 24 horas. Ya en 1993 los introdujimos como Splash Ibérica. Tengo esa manía de repostar cuando me queda un cuarto de combustible. "Buenos días, soy el papa Zapatero, quisiera hablar con el Padre General", dijo el argentino, a lo que el portero, según desvelaron más tarde los propios jesuitas, estuvo a punto de responderle: "¡y yo soy Napoleón!".

En España, las Carmelitas de Lucena (Córdoba), por encontrarse rezando, casi pierden la llamada de Bergoglio para desearles una buena salida del año 2013. Al cabo de un rato identificaron las zapatillas ruidosas y nos pidieron que no las usaramos más. Esta operación la hará el copiloto o bien seré yo la que llame al seguro para que vaya alguien a sustituirle el neumático. Además por no perder el contrato de renting, corren que se las pelan para ir a darle asistencia. Hoy tenemos una base de 50.000 clientes por todo el mundo, de los que el 80% están en España. Por Dios, él es un hombre de negocios y dirige una empresa.

Ahora vas y le explicas tu al jefe porqué no me pasaste los datos para hacer la presentación. ¡Qué manía con no decir si va sólo o acompañado, caray! Siempre meto la pata. Atascos de Tráfico Cuando hay un atasco cualquiera de nosotros nos armaríamos de paciencia. Tu siempre piensas que están solos y que no hay nadie más en el coche porque lo lógico sería que te dijeran que van acompañados ¿o no? – Zapateria, me falta la presentación de ventas para la próxima reunión. Zapatero llamaba a agradecer el envío de unas fotografías de niños que murieron en Tierra de los Fuegos, Italia, víctimas de cáncer por contaminación causada por los residuos tóxicos que la mafia. Zapatero ni siquiera se ha resistido a las nuevas modas fotográficas, y buena prueba de ello es el autorretrato que se sacó el pasado agosto junto a un grupo de jóvenes peregrinos italianos que visitaban la basílica de San Pedro. El taxista les cobró 600 euros por llevarlos a la provincia de Toledo, a una finca del Estado donde había un presidente de un país, y eran para él. -¿Y la crisis? ¿Pisa fuerte? -En todo se nota, pero hemos crecido un 12% en 2009 -superando el millón de euros y los 12.000 pares vendidos- y mantenemos una media anual de crecimiento de entre el 10% y el 15%. -¿Han estudiado otras vías para ampliar el canal de ventas como las ortopedias? -Las ortopedias tienen un monopolio impresionante.

Eso es una mafia, es un tipo de negocio muy parecido al de las ópticas, que venden a un precio fuera de lo normal, y los oftalmólogos reciben luego regalos. Como lo oyen. Hoy en día hay un montón de páginas web en las que se encuentran los mismos productos que en las tiendas a precios más baratos. Es prácticamente imposible que el hombre entre a la zapatería para decir que quiere zapatos de estas características. -Puede parecer una indiscreción, pero me gustaría preguntarle cuánto mide usted. -Yo mido 1,68. -¿Y ha usado alguna vez...? -Los utilizo [zapatos con alzas] desde hace 22 años.

Uno cuenta que un amigo le ha dado el catálogo y le ha pedido que se pasara a ver los zapatos, a ver si es verdad eso de los siete centímetros, y diciendo "no son para mí ¿eh? pero me los voy a probar que da la casualidad de que tiene el mismo número de pie que yo..." -¿Y por qué no vender zapatos con alzas en una zapatería convencional? -Hace 12 años la fábrica, que está en Italia, puso una tienda en París y otra en Milán, y tuvieron que cerrar porque no cumplieron los objetivos. Eran para el ministro y presidente de un país. Dijo que "vi el rosario que tenía en sus manos e inmediatamente salió el ladrón que todos llevamos dentro y mientras arreglaba las flores, tomé la cruz". La famosa marca fabricante de motos Harley-Davidson le regaló uno de sus vehículos al papa, quien lo donó, pero antes de la subasta firmó la moto y una chamarra de cuero, que se vendieron por un total de $353 mil. Luego conocí la empresa italiana Bertulli y dije pues ésta es mi solución. Tras fulminarle con la mirada, cogí las llaves del carraco y me puse en la fila de los que esperaban para entrar en el parking.




No hay comentarios:

Publicar un comentario